jueves, 24 de noviembre de 2011

SOMOS LUZ Y NO TINIEBLAS.

Estimados hermanos:

Me gustaría empezar mi primera meditación diciéndoles por experiencia propia, que creer en Dios y tenerlo en el corazón y en la mente es lo más maravilloso, puro y verdadero que le puede pasar a un ser humano.

No importa que es lo que te hagan, o lo que piensen: si eres feo o guapo, si tienes muchos amigos o pocos, si eres popular o no, si eres listo o torpe,  porque lo que realmente importa es que Dios así es como te quiere.

No os apartéis nunca de Dios porque fuera de él nos debilitamos y caemos en manos del diablo. No nos dejemos llevar por las conductas del mundo porque el mundo no hace lo que Jesús haría.

En cambio demostremos siempre amor hacía los demás aunque los demás no lo hagan por nosotros porque así lo haría Jesús. Busquemos la manera de llenar de la  luz de Dios a los demás, con nuestro ejemplo, con su palabra, con nuestra manera de ver la vida, etc.

No permitamos que el diablo se ría de nosotros haciéndonos caer, más bien logremos que Dios se ría del diablo porque tiene hijos fuertes que no dejan que las tinieblas los gobiernen.

Usemos nuestro tiempo para cosas realmente productivas y útiles para crecer como hijos de Dios y para beneficio del mundo.

¿Que productivo es ver los programas basura de TV o ver las revistas del corazón? ¿Qué sacamos de provecho en esto? Nada, al revés nos oscurece el corazón y la mente pensando y sintiendo cosas que no agradan a Dios.

Tenemos que prepararnos estudiando la biblia, informándonos de los problemas que existen en el mundo para encontrar de qué manera podemos ayudar, debemos hacerlo con las personas que nos necesitan. Hay muchas cosas por hacer y nosotros somos los únicos que podemos lograr que el mundo se vuelva a Dios. Somos muchos y repartidos por todo el mundo.

Recuerden que Dios nos ha regalado la vida y nuestro tiempo es suyo. ¿Cómo lo estamos aprovechando?

Que Dios os bendiga a todos y recuerden para que estamos aquí.

1 comentario:

  1. Que bonito y qué verdades. Seguiré esperando próximas entradas.

    ResponderEliminar